Altea, la villa blanca, cae rendida ante las huestes festivas de los Moros y Cristianos

Publishing date 22/09/2014

Septiembre es en Altea el mes festivo por excelencia. Se celebran las Fiestas Patronales del Santísimo Cristo del Sagrario y también las de Moros y Cristianos dedicadas a Sant Blai, patrón de la villa blanca. Vente a Altea y disfruta, tienes dos fiestas en una.
Altea, la villa blanca, cae rendida ante las huestes festivas de los Moros y Cristianos

Las Entradas Mora y Cristiana, las embajadas, la música, la Ofrenda y las procesiones, Altea está de fiesta y se nota. Este año, del 26 al 30 de septiembre Altea se rinde ante la fiesta y precisamente son los Moros y Cristianos los que aportan la parte lúdica de las fiestas desde 1979.

Este año además se han recuperado tradiciones que se habían perdido como la de la corte de damas del Cristo de la Reina de las Fiestas, cargo que ostenta María Salvador Cortés.

Las fiestas mantienen la tradicional partida de Pilota Valenciana en el carrer Filarmónica, teatro infantil con la representación de Nunca Jamás. El rescate de Campanilla, un gran parque de atracciones infantil y la actuación del grupo Celtas Cortos, cuyo concierto está programado para el sábado 27 de septiembre.

Como colofón de las Fiestas Patronales y organizado por el Ayuntamiento de Altea con la colaboración de la Comisión del Cristo, la Asociación de Moros y Cristianos Sant Blai, la Sociedad Filarmónica Alteanense y el Mercado Municipal, se celebra por segundo año consecutivo, El Porrat de Sant Miquel que supone la recuperación de una de las tradiciones más arraigadas en Altea, además de un activo para todo el comercio local.

Otros datos: Ademuz

Rate and share