Senderismo a la luz de la luna. El castillo templario de Alcalà de Xivert

Publicado el 15/10/2018

El castillo templario de Alcalà de Xivert es el punto de arranque y llegada de una de las rutas de senderismo más atractivas que se pueden realizar en toda la Comunitat Valenciana.
Senderismo a la luz de la luna. El castillo templario de Alcalà de Xivert

El viajero se desplaza a la sierra castellonense de Irta para acometer un itinerario circular de poco más de ocho kilómetros, que sigue el trazado del sendero PR-CV 432. De fondo se alza sobre el paisaje la impresionante fortaleza medieval, que muestra dos partes diferenciadas: la árabe y la cristiana. La primera, de los siglos X y XI, comprende el recinto amurallado externo. Mientras, la templaria, en el área más elevada, data del siglo XIII.

 

Los caballeros de la orden tuvieron en este castillo una capilla, caballerizas y torreones, que constituyeron como la bailía de Chivert. El documento más antiguo que atestigua esta presencia templaria data del 4 de noviembre de 1169 y en él, Alfonso II de Aragón dona los pueblos y castillos “de Echivert y Oropesa” a la orden, a través de su comendador, Martín de Luna, una vez que fueran conquistados.

 

Hasta la Creu del Francés

El recorrido parte junto a la carretera N-340, donde se puede dejar aparcado el vehículo. El camino lleva al viajero a atravesar la autopista AP-7 a través de un paso subterráneo, para continuar por el camí de l'Assegador. Llegará de esta forma hasta la Creu del Francés, donde podrá continuar la ruta junto a pinares y campos de cultivo.

 

A partir de este punto, el sendero discurre por un cortafuegos que el paso del tiempo ha ido regenerando de manera natural con lentisco, coscoja, palmito, romero y abundante vegetación de arbustos. Lo más recomendable es hacer el recorrido en primavera, con el color verde como acompañante salpicado de flores. El municipio de Alcalà de Xivert organiza varias salidas a lo largo del año para realizar este recorrido. Una de ellas permite realizar esta ruta de noche, contemplando espectaculares atardeceres y descubriendo la silueta del castillo bajo la luz de la luna.


Junto al Castillo Templario de Alcalà de Xivert se localiza la Bassa Corralissa, una construcción que se levantó en tiempos pretéritos para almacenar agua. Si se sigue por la derecha, a través de una pequeña senda se llega a la fortaleza, donde el viajero podrá comprobar in situ sus grandes dimensiones (8.000 metros cuadrados). Ponemos fin aquí  a una ruta 100% recomendable por la sierra de Irta.

Valora y comparte