Moros y cristianos toman Altea

Publishing date 18/09/2013

Altea es el escenario este fin de semana de las tradicionales fiestas de Moros y Cristianos. Las entradas mora y cristiana, las embajadas y los pasacalles marcarán estos días el ritmo de la vida alteana. Fuegos artificiales, música y alegría recorren, como reguero de pólvora, hasta los rincones más escondidos de la villa blanca.

 

Moros y cristianos toman Altea

Septiembre es, por excelencia, el mes más festivo de Altea. La cena de hermandad de las peñas, invitación de los cargos festeros, y la Presentación dan paso a la semana grande de las fiestas. Y es este fin de semana cuando Altea se viste con sus mejores galas para celebrar las fiestas de Moros y Cristianos, en honor a San Blas, y las Patronales  dedicadas al Santísimo Cristo del Sagrario.

El viernes, un volteo de campanas y el disparo de morteros anuncian el inicio de los actos festeros. Momento tras el que se suceden las actividades festivas como la Entrà de la Murta, el desfile de bandas de música, la imposición de banderolas y el pregón que finaliza con el tradicional grito de ¡Avant la festa! y  ¡Visca la festa!.

 

El sábado tras la embajada mora, el alardo y la rendición cristiana tendrá lugar la espectacular entrada cristiana. El domingo los actos se centran en las actividades patronales como la misa en el honor al Santísimo Cristo de Sagrario y la solemne procesión en la que participan cargos festeros y peñas. El lunes, tras la embajada mora, alardo y rendición mora, se celebrará la entrada mora. El martes, un alegre pasacalles matinal es uno de los últimos actos de las fiestas alteanas.

A partir del miércoles, los últimos aleteos festivos son gastronómicos con la celebración de la primera edición de la Ruta de la Tapa Festera en la que participan 22 bares y restaurantes alteanos, teatrales con la representación de Viva mi padre de Lina Morgan y artesanos con el recuperado mercado del Porrat de Sant Miquel o Porrataltea.

 

www.santblai.es

 

Otros datos: Altea

Rate and share