Feria Modernista de Carcaixent

Publicado el 14/03/2018

Viajar a finales del siglo XIX es posible en Carcaixent. La localidad valenciana de la comarca de La Ribera Alta celebra a principios de junio la segunda edición de su Feria Modernista, en un fin de semana repleto de interesantes propuestas y variadas actividades de ocio. Los vecinos, engalanados con atuendos de época que caracterizaron aquel movimiento social, pero sobre todo artístico, recorren las calles del municipio e invitan al visitante a sumergirse de lleno en sus fiestas.
Feria Modernista de Carcaixent

Los días 8, 9 y 10 de junio, Carcaixent regresará al pasado con su Feria Modernista para rememorar una etapa de la historia especialmente próspera para la localidad debido al exitoso cultivo de la naranja que sirvió de motor económico. A lo largo de esos tres días se llevarán a cabo en el municipio degustaciones gastronómicas, rutas urbanas, visitas a edificios y a los huertos monumentales de Carcaixent, recreaciones históricas, talleres, conciertos, exposiciones o concursos que seguro divierten a grandes y pequeños.

 

La edición de este año estará ligada a la acción sindical y a la configuración social de hace un siglo. Durante el fin de semana, los actos homenajearán al primer sindicato de encajadoras de naranja que tuvo el pueblo, conocido como El despertar femenino. El cartel de la Feria, obra del artista Pau Álvarez, rememora una fotografía que el 1 de mayo del año 1918 se hicieron las componentes de dicha sociedad de trabajadoras.

 

La Feria Modernista implica a casi todo el municipio. Una de las claves del éxito y del poder de convocatoria de las ediciones anteriores ha sido la elevada participación de diferentes colectivos, asociaciones y el tejido comercial de Carcaixent, junto a los cerca de 200 voluntarios que colaboran en las diferentes actividades que organiza el Ayuntamiento.

 

El esplendor de la naranja

Los restaurantes aprovechan los días que tiene lugar esta fiesta para ofrecer al público diferentes menús modernistas, con la naranja como ingrediente estrella. Platos como confit de pato con salsa de naranja, taco de entrecot de ternera a la brasa con chocolate y naranja, ensalada de mojama y naranja, paté a la naranja, ensalada de cebolla con naranja y atún, flan de naranja o naranja quemada con helado son solo algunas de las elaboraciones que preparan los establecimientos participantes.

 

El Modernismo fue un movimiento artístico de finales del siglo XIX y principios del XX, principalmente arquitectónico y decorativo, que se caracteriza por representar temas relacionados con la naturaleza y por el empleo abundante de las líneas curvas y asimétricas. En España tuvo su máximo representante en la figura del arquitecto universal Antoni Gaudí.

 

Un patrimonio que merece reconocimiento

Con la excusa de conocer su Fira Modernista, el viajero puede recorrer las calles y rincones de Carcaixent, un municipio que supera los 20.000 habitantes situado en la margen derecha del río Júcar. Conserva edificios civiles de notable interés, como el Palacio del Marqués de Montortal (siglo XVIII), que cuenta con una muestra importante de azulejos cerámicas de aquel siglo. O el Ayuntamiento (siglo XIX), de estilo neoclásico, con una bella y armoniosa fachada.

 

De entre los monumentos religiosos, el viajero se podrá encontrar a lo largo de su camino con la ermita de San Roque de Ternils, que es el edificio más antiguo que se conserva en Carcaixent. Está declarado Monumento Artístico Nacional. Asimismo, no se puede ir sin visitar la iglesia parroquial de San Bartolomé de Cogullada, o la de la Asunción, cuya iglesia primitiva data del año 1434. El broche final lo pone el convento de Aguas Vivas (siglo XVI), asentado sobre un valle de gran belleza. Forma parte de la Ruta de los Monasterios en la provincia de Valencia. 

Otros datos: Carcaixent

Valora y comparte