Ruta templaria en La Setena de Culla o Comunitat d’Herbatge

Publishing date 29/11/2017

Descubre el pasado templario de los municipios de Castellón que forman parte de la Setena de Culla conocida también como Comunitat d’Herbatge.
Ruta templaria en La Setena de Culla o Comunitat d’Herbatge

Hay viajes que marcan un punto de inflexión porque te conectan con la historia. Es el ejemplo de La Setena de Culla, nacida en 1345 para defender los intereses y regular las actividades en los bosques de municipios como Culla, Benassal, Vistabella del Maestrat, Atzeneta del Maestrat, Benafigos, Vilar de Canes y La Torre d’En Besora. Antes, en 1319, tras la eliminación de la Orden del Temple, Culla pasó a manos de la Orden de Montesa, que se hizo cargo de todos los bienes templarios, y fue elegida como sede de la Tinença. Los municipios de La Setena de Culla compraron a la Orden de Montesa los derechos de explotación de los recursos pecuarios y forestales de este territorio, creando una eficaz organización que hoy en día aun puede verse.

 

Espacios comunales, dehesas y boalares, perfectamente delimitados y amojonados y vigilancia en los montes dieron como resultado que la Comunitat d’Herbatge se mantuviera de forma gremial y comunitaria durante más de cuatro siglos. Fueron pioneros en legislación ambiental y su aportación en los bosques es más que notoria.

 

¿Nos vamos de ruta templaria? El casco histórico de Culla fue declarado Bien de Interés Cultural en 2004. El recorrido imprescindible: las ruinas del castillo musulmán del siglo XIII; construido sobre una fortaleza íbera, el granero del Comendador del siglo XIII; antigua prisión que se mantiene intacta y en la que se conservan las cadenas originales y dibujos realizados por los reos en sus paredes, el antiguo hospital de siglo XVII; que fue sede de la obra social fundada por Domingo Serrana y que expone material escolar y un aula rural de principios del siglo XX y la Iglesia Parroquial; construida a principios del siglo XVII sobre una antigua mezquita árabe.

 

Sigue la huella medieval en los municipios de la Comunitat d’Herbatge: la portada del arco de La Mola en Benassal, la puerta de la muralla en Vistabella del Maestrat, el castillo de Atzeneta, el Ermitorio de la Virgen de la Ortisella en Benafigos, la ‘caseta’ en piedra seca cerca de Vilar de Canes o el Barranc de la Morrera en La Torre d’En Besora.

Otros datos: Comunitat Valenciana

Rate and share