Birdwatching en el PN del Hondo en Elche (Alicante)

Publishing date 7/12/2017

La observación de aves es una actividad que tiene como centro el reconocimiento de aves y su clasificación según especie, plumaje, patrones de vuelo y tipo de canto, entre otros parámetros. Es una actividad que resulta extremadamente divertida para algunos, así como relajante y entretenida para otros.
Birdwatching en el PN del Hondo en Elche (Alicante)

En general, birdwatching, o la observación de aves requiere desarrollar ciertas habilidades, como la capacidad de diferenciar formas y colores a la distancia. Pero más allá de la actividad en sí misma, lo realmente importante de esta es que permite desarrollar una conexión profunda con la naturaleza, favorecer su respeto y participar activamente en su conservación.

 

Birdwatching; la propuesta turística que invita a mirar al cielo

Lo que resulta realmente encantador de esta experiencia es su cualidad ecológica. Más allá de la propia diversión atribuible a la observación de aves, encontramos una oportunidad de turismo ecológico que invita a conectarse con la naturaleza, vincularse con ella y aprender a reconocer, no solo el comportamiento de las aves, sino las dificultades a las que ellas se enfrentan al compartir los espacios naturales con depredadores como somos los seres humanos, principales responsables de la disminución de la población de muchas especies por diferentes motivos.

 

El continente europeo lidera esta propuesta turística y es frecuentemente visitado por ornitólogos y especialistas en aves de todo el mundo. El birdwatching se refiere a un término de origen anglosajón, basado en la costumbre de observar las aves dentro de sus hábitats originales, ya que es allí donde la naturaleza tiene la capacidad de desplegar toda su belleza y majestuosidad.

 

En España, la Sociedad Española de Ornitología, tiene en sus filas un aproximado de 1.100.000 de socios activos, entre ellos los más destacados profesionales en diferentes especialidades referentes a la conservación y protección de los ecosistemas y del medio ambiente.

 

Los naturalistas son los principales aficionados a esta actividad, y Europa es una zona especial para disfrutar de la observación de aves, ya que en determinadas temporadas llegan a algunos territorios, docenas de especies migratorias y residentes que despiertan la curiosidad de los amantes de las aves.

 

¿Dónde podemos disfrutar de la observación de aves?

Las zonas en las que es posible practicar el birdwatching son frecuentemente los parques naturales, zonas protegidas que permiten el desarrollo de la vida en todo su esplendor, lejos de la influencia negativa de la contaminación ambiental que producen las grandes ciudades.

 

Existen algunos destinos turísticos consolidados en cuanto a la oferta de esta actividad se refiere y uno de ellos se encuentra en Alicante. El Parque Nacional de El Hondo, en Elche, es lugar de acogida temporal y permanente de aves como malvasías cabeciblancas, garzas imperiales, garcillas, patos colorados, gaviotas y muchas otras especies propias y foráneas que deleitan los sentidos de todo amante de las aves y del turismo ecológico.

 

Existen muchas empresas de turismo que ofrecen una carta de destinos con rutas de observación ornitológica en El Hondo. La organización Bird Watching Spain también se encarga de realizar esta clase de recorridos, teniendo siempre como objetivo principal promover el desarrollo de una cultura de protección ecológica que permita la conservación de las muchas especies de aves que hacen vida en los territorios protegidos.

 

El Hondo, es parte de un territorio que antiguamente era la desembocadura del río Vinalopó, el cual comenzó a ser desecado en la Edad Media y cuyo proceso finalizó en el siglo XVIII. Esto ocurrió con el objetivo de convertir la zona en territorio aprovechable para la agricultura. Dos embalses se construyeron en los años veinte, para distribuir agua a los agricultores asentados en la zona.

 

En la actualidad, estos embalses se encuentran casi ocultos detrás de la vegetación que consiste en inmensos cañaverales. El agua y la vegetación atraen anualmente a millones de aves de las especies más exuberantes y esto a su vez anima a miles de turistas a llegar a Alicante y trasladarse a esta zona protegida para disfrutar del avistamiento de aves, una actividad que definitivamente se ha sabido ganar su propio espacio en el gusto de diferentes personas, desde aficionados hasta los expertos más destacados en materia de ornitología

Otros datos: Elx/Elche

Rate and share