Un time-lapse para viajar al suculento pasado de Morella

Publishing date 3/08/2016

La cámara pasa sobre las murallas que han estado ahí siempre y mira al vasto y bello paisaje de la comarca de Els Ports.
Un time-lapse para viajar al suculento pasado de Morella

La silueta del Castillo de Morella se dibuja en la primera imagen de un time-lapse que en todo momento nos recuerda el paso del tiempo de uno de los municipios más bellos de España. La muela donde se alza el Castillo ha estado habitada desde tiempos inmemoriales: lo atestiguan los restos Neolíticos, de la Edad del Bronce y del Hierro. También encontraron cobijo en esta roca los íberos, romanos, visigodos, musulmanes y finalmente los cristianos. La muela y el Castillo cambian con la luz, con el movimiento de las nubes a toda velocidad, como si la historia hubiera activado una grabación a cámara rápida para mostrarnos la grandiosidad de la obra en unos pocos minutos.

Entonces la cámara gira hacia las casas encaramadas sobre la roca, hacia las calles estrechas y en pendiente, pasa como una caricia sobre las murallas que parece que han estado ahí siempre, y mira de soslayo al vasto y bello paisaje de la comarca de Els Ports. Los bosques, peñas y barrancos se entrelazan con ermitas medievales, calles cinceladas en piedra, palacios e iglesias. Espacios y paisajes mágicos e intangibles, también recios y contundentes, como sus gentes y su historia.

 

El enclave geográfico de Morella ha sido clave en el transcurso de los siglos. Por eso la cámara lo busca desde todos los puntos y encuadres posibles. A veces da la impresión de que no puede penetrar más allá de las murallas, enfatizando ese carácter de fortaleza militar inexpugnable, de torre vigía siempre pendiente de todos los puntos cardinales.

 

La ciudad, Conjunto Histórico Artístico, bebe de estas características. Sus tradiciones, costumbres y fiestas, su gastronomía y sus gentes son un fiel reflejo de ese pasado, de esa posición de privilegio, que también siente el visitante cuando se pierde entre sus calles, divisa el horizonte o toca sus muros de piedra con la mano. Como un resorte, de forma inesperada, cualquiera de estos gestos trasladan al viajero en el tiempo.

Web: Morella

Otros datos: Morella

Rate and share