Mercados y mercadillos en Peñíscola

Publicado el 29/05/2018

Peñíscola, situada en un enclave privilegiado al norte de la Comunitat Valenciana, en la comarca del Baix Maestrat de la provincia de Castellón, ofrece un amplio abanico de oportunidades al visitante.
Mercados y mercadillos en Peñíscola

En Peñíscola, a los más de cinco kilómetros de playas de fina arena al norte de la ciudad y una costa rocosa con bonitas y acogedoras calas que se suceden en el sur, en la Sierra de Irta, se suma su imponente castillo y su casco antiguo; de casas blancas y estrechas calles llenas de tiendas de todo tipo. ¡Visitalas!

 

Peñíscola es una ciudad rica en cultura y patrimonio además de un destino ideal para los amantes de la playa y la naturaleza. Su casco histórico conserva las huellas de su pasado protegido por las murallas medievales, con calles en continuao ascenso hacia su imponente castillo templario ligado al pontífice Benedicto XIII, conocido como el Papa Luna.

 

Peñíscola está formada por un casco urbano amurallado adentrado en el mar mediterráneo, un tómbolo de increíble belleza que antiguamente la convertía en una plaza casi inexpugnable. Unida al continente por un cordón de arena que barrido por las olas durante los temporales la transformaba en una efímera isla y que, a día de hoy, la reafirma como uno de los pueblos más bonitos de la provincia de Castellón, de la Comunitat Valenciana y de España.

 

Mercado Medieval

El recorrido hasta la fortaleza se realiza atravesando alguno de los portales de la vieja muralla que da cobijo a calles llenas de comercios y restaurantes de todo tipo: regalos, recuerdos, ropa, joyería, pizzerías, freidurías, heladerías, etc y a cuyo amparo se celebra, en fechas puntuales, como fin de año, el Mercado Medieval. Durante tres días las calles y plazas del casco histórico son animadas con pasacalles, vuelo de rapaces, tiovivo y puestos de venta de artesanía.

 

Mercadillo Hippie y semanal

Durante los meses de estío, el Mercadillo Hippie, se monta en la calle Calabuig, junto al lienzo de muralla. En él se dan cita artesanos de todo tipo venidos de todas partes del mundo, con variedad y originalidad de productos a precios justos: bisutería, cerámica, ropa, calzado, esencias, etc. Pero la oferta comercial de la ciudad no acaba aquí, a los comercios locales de todo tipo repartidos por el casco antiguo y la ciudad moderna se suma el mercado semanal. Mercado que se celebra todos los lunes en la calle del Mestre Bayarri. Un mercado generalista en el que se pueden encontrar puestos de todo, o casi de todo lo que se desee comprar: frutas y verduras, encurtidos, ropa, calzado, etc.

 

Lonja del pescado

Si lo que se desea es comprar pescado fresco recién sacado del mar, nada mejor que hacerlo directamente en la lonja del pescado. Todas las tardes, de lunes a viernes, se puede asistir a las subasta y compra de pescado, productos traídos por los barcos de la flota local que faenan en el Mediterráneo, tanto de pesca artesanal como de arrastre. Todo un espectáculo es ver la entrada de los barcos a puerto desde algún punto alto de la ciudad o desde el mismo puerto.

 

Visitar Peñíscola es descubrir una ciudad adentrada en el mar, que ofrece un amplio abanico de oportunidades: historia, patrimonio, naturaleza, tiendas, mercados y mercadillos.

Otros datos: Peñíscola

Valora y comparte