Peñíscola, una de las 3 únicas sedes papales de la Historia

Publicado el 4/02/2019

Peñíscola es una de las ciudades más bonitas de la Comunitat Valenciana, visitada cada año por miles de visitantes en busca de sus muchos atractivos turísticos. Pero lo que no mucha gente conoce es que Peñíscola fue una de las 3 únicas sedes papales de la historia, cuando el Papa Luna habitó en ella.
Peñíscola, una de las 3 únicas sedes papales de la Historia

Roma, la ciudad eterna, siempre fue la cuna del cristianismo. Allí se implantó definitivamente la religión y se extendió a lo largo y ancho del imperio. Pero entre los años 1378 y 1417, el conocido como Cisma de Occidente hizo que tres Papas tuviesen el poder al mismo tiempo, durante una disputa más política que religiosa entre los reyes de Francia y España.

 

Fue en el año 1305 cuando Aviñón fue declarada sede papal. Desde entonces siete Papas habitaron la ciudad hasta que en 1378 Gregorio XI regresa a Roma donde falleció. En Aviñón eligen un nuevo Papa que fue sucedido por Benedicto XIII, el famoso Papa Luna, quien tras su nombramiento fue expulsado del sur de Francia, por lo que se refugió en Peñíscola.

 

El Papa Luna, conocido históricamente como el “antipapa”, se refugió en el imponente castillo Templario de Peñíscola. Este hecho hizo que en el año 1411 Peñíscola fuese declarada sede papal.

 

Tras el Papa Luna, en el año 1423 aún hubo un nuevo Papa en Peñíscola, pero Alfonso V de Aragón le obligó a abdicar dando por finalizado el Cisma de Occidente y el papado de Peñíscola.

 

El Castillo del Papa Luna en la actualidad

A día de hoy, el imponente Castillo del Papa Luna es uno de los principales motivos para visitar Peñíscola y conocer la historia del Cisma de Occidente, un acontecimiento histórico que convirtió un pequeño municipio de la Comunitat Valenciana en la tercera sede papal de la historia.

Otros datos: Peñíscola

Valora y comparte