Visita al Santuario de la Mare de Déu de la Balma

Publicado el 27/04/2018

Empotrado en la concavidad de una inmensa mole de roca del monte Tossa, mirador excepcional sobre el meandro del río Bergantes, rodeado de un paisaje de inmensa belleza, se encuentra el Santuario de la Mare de Déu de la Balma, lugar de culto y de peregrinaje durante siglos desde lugares lejanos. Uno de los lugares más sorprendentes, enigmáticos e interesantes de toda la Comunitat Valenciana.
Visita al Santuario de la Mare de Déu de la Balma

En el Interior de Castellón, en la comarca dels Ports, al norte de la Comunitat Valenciana, en el término de Zorita del Maestrazgo, lindando con tierras turolenses, se encuentra el Santuario de la Mare de Déu de la Balma. A escasos 2 kilómetros al norte de la población, en el margen izquierdo del río Bergantes, en el PK. 22 de la CV-14, se encuentra el acceso al santuario.

 

El camino de acceso

La Cruz cubierta recibe al visitante, testigo desde el siglo XVII del paso de fieles, peregrinos y turistas al santuario. Una cruz de piedra con cubierta a cuatro aguas de tejas de cerámica vidriada, típica mediterránea, es sostenida por cuatro columnas cilíndricas de sillería. La bóveda está decorada con pinturas de Juan Francisco Cruella en muy buen estado de conservación.

 

La visita al santuario

La entrada al Santuario de la Mare de Déu de la Balma es libre y gratuita, dentro de los horarios de visita establecidos según temporada. El acceso al santuario se realiza ascendiendo por unas largas escaleras medievales de cantos rodados incrustados y pulidos por el trasiego. Tras atravesar el umbral y las dependencias dedicadas a hospedería, hoy en día rehabilitada y convertida en un restaurante con cafetería y con alojamiento, ubicados al abrigo en la misma roca, se pasa por otras dependencias dedicadas a espacio expositivo en las que se muestran fotos del santuario y su restauración entre otras. Se continúa por un estrecho pasillo labrado en la misma roca, bordeando el precipicio, que lleva a la entrada del templo, una iglesia-cueva agreste, de forma irregular, con un original púlpito y una artística reja encerrando el camarín, con fachada y campanario de estilo renacentista construidos en el siglo XVII, donde se venera la Mare de Déu de la Balma, patrona de Zorita del Maestrazgo.

El nombre de Balma hace referencia a una especie de concavidad alargada producida por la erosión en la roca. El santuario está empotrado en una gran concavidad y desde el siglo XIV se tiene documentación de ser lugar de peregrinaciones.

 

Historia y leyendas

Según cuenta la tradición un pastor manco, fue deslumbrado por un resplandor que provenía de la Madre de Dios, la cual le indicó su voluntad de construir una ermita en la Balma, así se hizo y el pastor dejó de ser manco. Muy pronto se convirtió en lugar de peregrinaje de toda la comarca y la ermita de la cueva convertida en un santuario colgado en la roca.

Según cuenta la tradición el Santuario de la Balma obtuvo mucha fama por ser lugar de sanación de lo que antiguamente se denominaban personas endemoniadas y hasta él llegaron gentes de todos los lugares para curarse de extraños males.

 

Alrededores

El término municipal de Zorita del Maestrazgo es muy extenso y montañoso, con grandes bosques de pinos y carrascas que cubren las laderas y rincones de gran valor ecológico, como el paraje de "Los Buenos Mozos" con pinos de majestuosos de grandes dimensiones. Posee numerosas fuentes y zonas de baño como "Les Fonts Calentes" fuentes termales que brotan junto al río Bergantes.

El Santuario de la Mare de Déu de la Balma está declarado Bien de Interés Cultural y Monumento Histórico Artístico desde 1979. Uno de los lugares más fascinantes de toda la Comunitat Valenciana patrimonio natural e histórico.

Otros datos: Zorita del Maestrazgo

Valora y comparte