Aljibe de la Marquesa

En La Marquesa, Aljibe con bóveda de cañón y cubeta de decantación. Su existencia está documentada a mediados del siglo XVIII, coincidiendo con el establecimiento de colonos; realizados por los jesuitas oriolanos, propietarios de la heredad, para garantizar el abastecimiento de agua a este primer núcleo de población, que alcanzó la mayor entidad entre las grandes haciendas del secano. El almacenamiento de aguas llevó consigo costosas labores de preparación el terreno para aprovechar la escorrentía natural de las aguas de lluvia y canalizarlas a través de las ramblas hacia el depósito excavado en el substrato sedimentario existente.Presenta planta rectangular (13,5 m. x 4,3 m.) y cubierta con bóveda de medio cañón de la que sobresalía un brocal del tipo capilla, rematada por cúpula esférica, hoy desaparecida al igual que gran parte de la bóveda. Los muros de mampostería trabada con mortero de cal se hallan enlucidos de cal hidráulica, tanto en el interior como en el exterior, presentando este último resto de estuco rojizo.El agua de avenidas se dirigía por una conducción abierta, hasta un pozo decantador de planta circular, que conectaba con el orificio de entrada a través de una pequeña canaleta.

  • Características:
  • Horario: Libre
  • Época: S. XVIII
Galería

Valora y comparte