Asilo-convento Sagrada Familia

Convento de las monjas
El año de edificación de este bello edificio se remonta a 1834. Junto al edificio, se inauguró una capilla, aneja a la estructura inicial, de estilo gótico, abierta al público el 25 de mayo de 1896. El matrimonio formado por don Fernando María Pastor y Marqués y doña Filomena Garelly y Valier que no tuvieron descen¬dencia, decidió donar el palacio con la finalidad de ser convertido en asilo y colegio para los niños necesitados. Finalmente, en fecha 19 de marzo de 1892, era fundado e inaugurado el edificio ya reconstruido a tal fin. El asilo fue puesto bajo la advocación de la Sagrada Familia y seria el 30 de Septiem¬bre de 1902 cuando se inscribió como colegio. Crónicas de la época nos dan a con¬ocer una gran cantidad de detalles. “Consta el establecimiento de planta baja, donde se encuentra una espaciosa escuela con su graderío, para párvulos de ambos sexos, entrada, salón de recibo, patio de luces, dependencia para visitas y precioso jardín, donde se alza, entre frondoso follaje, una preciosa gruta de la Virgen de Lourdes y un estanque”. Piso principal con las dependencias para las religiosas y enfermería para las mismas, y un corredor con luz cenital que da acceso a las tribunas de la capilla. En el centro de las habitaciones está la cocina económica, con su horno y termas, teniendo a un lado el refectorio de las hermanas, y al otro, completamente independiente, el comedor de las niñas asiladas, que comunican con sus habitaciones del piso segundo por medio de escalera distinta a la de les hermanas. En dicho piso primero hay también un gran salón para la enseñanza de las niñas mayores externas que, como el de la planta baja y con mucha ventilación, recae al jardín y tiene además una gran galería. Un segundo piso para las niñas asiladas, con gran dormitorio, camas de hierro con somieres, planchador, cuarto de baño, enfermería, etcétera. Todo el edificio tiene instalación eléctrica, motor también eléctrico, con abundante agua, que extrae a los 14 metros de profundidad y los eleva otros tantos en el ter-reno donde están tres grandes depósitos de cemento armado. Bajo el templo está el panteón, asimismo de estilo gótico, con seis lápidas funerarias a los lados. Las obras de reconstrucción del edificio se iniciaron en agosto de 1914 y finalizaron en sep¬tiembre de 1915, las llevó a cabo el contratista don Rafael Sancho, bajo la dirección del arquitecto Sr. Ferreres. Existía una Junta de Administración y Patronato de la fundación que llevaba por nombre Fundación Garelly. El Asilo-Colegio impartía clases para niños párvulos, de ambos sexos, existían escuelas nocturnas y diurnas para adultos que desearan ilustrarse. Al estallar la guerra española, la mayor parte de las escuelas nacionales fueron converti¬das en hospitales militares para los enfermos; pero el convento siguió con su función impartiendo clases. Los altos costos y la dificultad de mantenimiento del asilo-colegio fueron haciendo cada vez más difícil su continuidad. Este fue el motivo por el que en octubre de 1971, las hermanas trinitarias abandonaron el centro y este se cerrara. Actualmente, se puede visitar dentro de la Ruta del agua, realizada por Tourist Info de Riba-roja de Túria.
  • Características:
  • Horario: Sábados y Festivos (No Domingos) a las 11:00 horas.

Valora y comparte