Peñíscola, una de las 3 únicas sedes papales de la Historia