Castellón. Naturaleza en estado puro