Moros y Cristianos en La Vila Joiosa

La Vila Joiosa celebra a finales del mes de julio sus fiestas de Moros y Cristianos en honor a Santa Marta, declaradas de interés turístico internacional.

Desembarco de Moros y Cristianos de la Vila Joiosa

Los orígenes de la fiesta se encuentran en el milagro que tuvo lugar en julio del año 1538, cuando el pirata berberisco Zallé Arraez intentó invadir la población y una impresionante tormenta descargó sobre la comarca desbordando el río Amadorio y destruyendo la flota sarracena que se encontraba en su desembocadura, prodigio que se atribuyó a Santa Marta, por lo que se la nombró patrona de la población.

Un siglo más tarde, cuando la región sufría una gran sequía, tuvo lugar el llamado Milagro de las Lágrimas de Santa Marta: el 8 de mayo de 1653 mientras se celebraba una misa, la imagen de la santa comenzó a derramar lágrimas en el justo momento en que Felipe IV firmaba un documento autorizando la construcción del pantano de Relleu. En 1753, con motivo del centenario del milagro, las autoridades municipales acordaron la celebración de diversos festejos naciendo con ellos las fiestas de Moros y Cristianos de La Vila Joiosa.

La Entrada Oficial de las Bandas de Música el primer día de fiesta, los espectaculares desfiles, cristiano y moro, así como las Embajadas, la Reconquista del Castillo, la solemne Procesión de Santa Marta o el castillo de fuegos artificiales piromusical que se dispara desde la playa Centro, son algunos de los actos más destacados de la fiesta.

Sin embargo, el acto cumbre es el Desembarco Moro que tiene lugar en la madrugada del día 28 de julio y consiste en un combate naval entre las embarcaciones Moras y Cristianas, tras el que los moros se arrojan al agua y nadan hasta llegar a la orilla para la conquista del castillo, mientras se escucha la música y los incesantes disparos de los trabucos.

Moros y Cristianos de la Vila Joiosa

Rate and share