Los Sagrados Corporales de Llutxent

Los Sagrados Corporales de Llutxent

Milagro de los Corporales

El origen del Milagro se remonta al poco después de la conquista de Valencia. El Rey Jaume I se desplaza a Montpelier, y durante su periodo de ausencia se producen varios incidentes que se traducen en las batallas de los cristianos contra los moros. En una de estas batallas, el ejército del rey cristiano celebró la eucaristía, momento que aprovecharon los musulmanes asentados en el Castillo del Xio para lanzar un ataque. El sacerdote que oficiaba la misa -padre Mateo Martínez- dobló los corporales que contenían las formas consagradas y las guardó debajo de una piedra. Después de ser rechazado el ataque, se decidió continuar la celebración de la eucaristía, pero al recuperar el sacerdote los corporales descubrió que las formas estaban ensanguinadas. Los presentes, reclamaban el derecho a ser depositarios del Misterio, por lo cual decidieron colocar el sagrado prodigio sobre una mula y allá donde parara el animal, se quedaría definitivamente el Santísimo Misterio.

El animal anduvo durante 13 días y durante el trayecto se sucedieron varios milagros, como el de Puebla Larga, en el que se llama que un hombre paralítico había pedido que lo dejaron junto con el camino por donde tenía que pasar el cortejo. Al estar cerca de los corporales llamó " Misericordia! " y, entonces ante la admiración de todos, el paralítico se levantó curado y fue corriendo al pueblo contando la maravilla y donante gracias a Dios. Finalmente se desplomó en la ciudad de Daroca (Zaragoza, España). Años después, por encargo del señor Joan II, fue construida la bella capilla donde se guardan las Sagradas Formas. Una joya gótica que destaca por sus relevos con escenas bíblicas y figuras policromadas, siendo toda una obra de arte que guarda el divino Misterio. Actualmente se veneran en una artística arqueta regalada por Pere IV el Ceremonioso y cincelada por el artista Pedro Moragues.

La población Valldalbaidina de Llutxent y, concretamente el paraje de "Monte Santo", son escenario de peregrinaje y visita gracias al milagro ocurrido en este lugar el 24 de Febrero de 1239 -"Milagro de los Sagrados Corporales"- y a su rico patrimonio histórico- artístico que hace referencia al mismo. Cada año el municipio recuerda el episodio ocurrido en la reconquista de Llutxent por las tropas de Jaume I al amanecer del 24 de Febrero de 1239. Este Miracle unió tres poblaciones: Llutxent, por ser el escenario del Milagro; Daroca (Zaragoza) , depositária de los Sagrados Corporales; y Carboneras de Guadazaón (Cuenca), guardiana de la Sagrada Ahijada. La celebración eucarística que se celebra cada 24 de febrero en conmemoración del acontecimiento histórico, forma parte de las costumbres y prácticas religiosas de los habitantes de la ciudad de Llutxent. Es una práctica que se recuperó gracias a D. José Aparicio, cura que se instaló en el municipio y que puso todo su interés a recuperar el dicho acontecimiento tan importante para la historia de Llutxent. Desde el año 2008, después de la jornada eucarística, se inicia un peregrinaje de distintos voluntarios que salen desde Llutxent hacia Daroca para recordar el trayecto que realizaron los Sagrados Corporales en una mula. Esta ruta de 340 kilómetros se realiza en 12 días siguiendo la tradición y el mismo recorrido que realizaron las sagradas formas.. Este acontecimiento es venerado cada año por una multitud de personas en pueblos y comarcas vecinas en Llutxent, llegando a recibir visitantes otras provincias de la Comunidad Valenciana (España).

Rate and share