Conjunto histórico-artístico de la ciudad

Main image

Galería Multimedia

Peñíscola, otrora refugio de caballeros templarios y Papas enfrentados a Roma, es una de las joyas de la Costa del Azahar donde rememorar tiempos pasados paseando por sus calles empedradas y disfrutando de las mejores panorámicas del Mediterráneo.

La fortaleza de Peñíscola, que incluye el castillo y sus murallas, fue declarada Conjunto Histórico-Artístico en 1972.

El trazado de la época medieval se desconoce y no se ha encontrado documentación cartográfica anterior a 1578, ni restos materiales que permitan conocer el recinto amurallado musulmán.
Las obras medievales que perduran y conocemos en la actualidad se construyeron entre los siglos XIII y XV, siendo éstas el castillo y las murallas de las caras sur y este. El Portal de Sant Pere (cast. de San Pedro), mandado construir por el Papa Luna en el s. XV, proporcionó a la ciudad un nuevo acceso por mar, creando un embarcadero que, hoy en día, al construirse el puerto, se ha transformado en uno de los accesos por tierra al recinto. De esta época es, también, el Fortín del Bonete y el primer tramo de la Muralla de la Fuente junto al mencionado Portal.

El castillo está emplazado en la zona más elevada del peñón, alcanzando una altura de 64 m sobre el nivel del mar. Su perímetro es de unos 230 m y tiene una altura media de 20 m. Los Templarios construyeron esta obra románica sobre restos de la antigua alcazaba árabe entre 1294 y 1307. Benedicto XIII realizó pequeñas reformas durante su estancia en este castillo transformándolo en palacio papal.
Destaca en todo el conjunto la sobriedad y solidez de su construcción, tanto en las estancias templarias como en las estratégicas e intrincadas dependencias pontificias que realizaría más tarde Benedicto XIII, entre las que estuvo instalada una de las mejores bibliotecas del mundo.

La muralla renacentista de Peñíscola proyectada por J.B. Antonelli, se construye en el s. XVI y constituye un importante ejemplo de la arquitectura militar peninsular. Forma parte de la intervención renacentista el Portal Fosc (cast. Portal Oscuro). Sobre la puerta hay un escudo y cartela conmemorativa de Felipe II. Fue la puerta principal de la ciudad hasta el siglo XVIII, siendo atribuida por algunos autores a Juan de Herrera.

El caserío de la ciudadela está compuesto aproximadamente por 510 viviendas que se articulan en torno a unas 27 calles, estrechas, empinadas y de trazado generalmente tortuoso e irregular que conservan las características de la primitiva estructura medieval.
La vivienda popular de pescadores y agricultores , construida con posterioridad a la Guerra de la Independencia (dado que en esta contienda quedó la ciudad arrasada), es la tipología más extendida en el Casco Antiguo y la que da carácter, por tanto, al conjunto edificado. Se trata de una casa sencilla, inteligente y eficaz, de hondo carácter mediterráneo e indudable influencia púnica, que se asemeja más a la casa urbana ibicenca que a las rurales de Benicarló o Vinaròs.
Actualmente predomina el color blanco en la mayoría de las fachadas, pero en épocas anteriores era común la utilización de colores suaves (azules, verdes y tierras) que se mezclaban con la cal produciendo variantes cromáticas de gran plasticidad. Se encuentran, aún, conjuntos de casas interesantes que contemplar en las calles San Vicente y Santa Bárbara.

La edificación actual del faro es de 1892. Su señal luminosa, aviso y guía nocturno para navegantes, alcanza una distancia de 35 millas (65 km) y su secuencia es de una y dos iluminaciones cada 15 segundos. Con anterioridad a la luz eléctrica, la señal luminosa se producía mediante fogatas; de ahí el nombre que aún perdura en la calle inmediata, Farons, denominación alusiva a los faros o luminarias desde allí emitidas.

Uno de los enclaves más curiosos y fotografiados es el Bufador, una brecha que con el tiempo el agua ha horadado en la roca natural donde se asienta la ciudad y que, en los días de temporal, emite sonoros bufidos, de ahí su nombre, y elevaciones violentas del agua del mar.