El color, los desfiles y la representación histórica conquistan Alcoy en primavera

Publishing date 13/04/2016

Los Moros y Cristianos de Alcoy, que se celebran los próximos días 22, 23 y 24 de abril, son una de las fiestas más sorprendentes que existen en España.
El color, los desfiles y la representación histórica conquistan Alcoy en primavera

¿Te vas a perder una de las fiestas más vibrantes de la Comunitat Valenciana? Una fiesta donde se funden la épica, la música, los desfiles, el color, la vestimenta, el exotismo, la pólvora y la representación histórica. Las Fiestas de Moros y Cristianos de Alcoy, en la provincia de Alicante, llegan, como cada mes de abril, con la primavera, para sorprender a miles de visitantes, unirse en torno a su historia medieval y honrar a su patrón, San Jorge. Es tal su despliegue y la inmersión de la ciudad en la época representada que fueron declaradas de Interés Turístico Internacional en 1980. Es algo que hay que ver. Y sentir. Merece la pena observar cada detalle de esta celebración.

 

La fiesta conmemora las sublevaciones de los musulmanes que habitaban la zona en el año 1276. Según la leyenda, San Jorge apareció a lomos de su caballo para ayudar a la ciudad en una batalla en la que murió el caudillo musulmán. La fiesta se divide en tres días de diversión, cultura y tradición. El primer día es el de las Entradas, el segundo está dedicado a San Jorge, y el tercer día es el del Alardo. Es lo que se conoce como la Trilogía Festera.

 

Durante los días 22, 23 y 24 de abril, Alcoy se disfraza. Es otra ciudad, sacada de la fantasía. El día de las Entradas amanece con el repicar de las campanas de Santa María. La plaza de España luce abarrotada de gente a la espera de que cada ‘filà’ desfile por el centro de Alcoy al son de los pasodobles. La Entrada Cristiana rememora la llegada de los ejércitos de la cruz para defender la ciudad de los sarracenos. La Entrada de Moros nos adentra en una atmósfera oriental con los turbantes, danzas exóticas, guerreros africanos... El segundo día, el 23, es el de San Jorge, es jornada de devoción. El último día, el Día del Alardo, vuelven las escaramuzas, las espadas, los trabucos y arcabuces, las armaduras, las luchas de una fiesta única, original e irrepetible.

 

Imágenes cedidas por  Jorge Hinojosa, Paco Grau, Infofesta.


Otros datos: Alcoy

Rate and share