Arde Canals con el fuego de Sant Antoni

Publishing date 12/01/2015

Más de un mes llevan en Canals, en el corazón de la comarca de La Costera, plantando la Foguera que un purificador fuego reducirá a cenizas la víspera del día de Sant Antoni. Con 25 metros de altura y un calculadísimo apilamiento de troncos, ramas de pino y rematada por un diminuto naranjo, la de Canals está considerada la hoguera más grande del mundo. El fuego purificador no es sólo una ofrenda a su patrón, San Antonio Abad, por salvar el pueblo de un devastador terremoto acaecido en el siglo XVII, es también una forma de quemar en ella lo peor del año que acaba de terminar y pedir los mejores deseos para el que comienza. La fiesta coincide con el avance de la luz solar, el día alarga y se nota. Y como dice el refrán la luz por San Antonio da un paso demonio.
Arde Canals con el fuego de Sant Antoni

En Canals, las campanas tocan a fiesta. Decenas de vecinos y curiosos llenan la localidad para ser testigos del momento más esperado: la quema de su hoguera, una tradición que sirve para dar gracias a San Antonio Abad y que arde durante más de 24 horas. Con unos 25 metros de altura, es la hoguera más grande del mundo, tal y como se recoge en el Libro Guiness de los records.

Esta hoguera, un monumento único, empieza a levantarse el 7 de diciembre, en la víspera de la Inmaculada cunado llegan hasta la Plaza Mayor, arrastrados por caballos engalanados  y guiados por los festeros, los primeros troncos y ramas en un acto conocido como la Entràde la primera soca. En días sucesivos se va aportando leña a la hoguera hasta que el primer día del año se alza el tronco de un pino que se convierte en el eje central sobre el que se articula la monumental hoguera y cuya construcción concluye el 15 de enero. El resultado final es una inmensa hoguera coronada con ramas de naranjo que preside la Plaza Mayor hasta que acaba siendo pasto de las llamas la noche del 16 de enero. Ese día, víspera de Sant Antoni y después de la misa en honor al santo, el canto del Vítol  da paso al encendido de la hoguera. En minutos la plaza de la Iglesia se convierte en un bullicio de voces y gentes que observan fascinadas la magia de un espectáculo magnífico en el que el fuego y el humo son protagonistas.

La historia de las fiestas se remontan a mediados del siglo XVII en que se celebraba la festividad de San Antonio tal y como la conocemos hoy, si bien adaptada a los nuevos tiempos introduciendo nuevos actos a la festividad. Con una tradición de siglos, las fiestas patronales en honor a San Antonio Abad se celebran cada año entre el 16 y el 18 de enero. En esta trilogía festiva, la noche del 16 es la que cobra especial protagonismo por la cremà de la monumental hoguera. El día 17 se celebra la festividad del patrón y el 18 tiene lugar la tradicional fiesta Dels Parells. Ese día los vecinos abren sus casas e invitan a los visitantes a degustar la gastronomía típica de las fiestas, con dulces y pastas y una multitudinaria comida de Arroz al Horno.

Otros datos: Canals

Rate and share