Historias mágicas sobre el Bufador de Peñíscola

Publishing date 30/01/2018

Peñíscola está considerado uno los pueblos más bonitos de España con sus playas preciosas y uno de los castillos más importantes de la Comunitat Valenciana.
Historias mágicas sobre el Bufador de Peñíscola

Este lugar inspiró a muchos directores de cine que rodaron numerosas escenas de películas en Peñíscola. Hoy conoceremos más de cerca uno de los lugares más mágicos de esta población, el Bufador de Peñíscola.

 

¿Qué es el Bufador?

Paseando por el casco antiguo de la ciudad a menudo podrás oír desde lejos un sonido extraño. Si coges la calle Sáiz de Carlos, una calle empedrada que sube hacia el Castillo del Papa Luna, cuando pases por la puerta de San Pedro te encontrarás con un sonido fuerte. Te parecerá como si el mar mismo hubiese subido allí, a pesar de estar muchos metros por encima de él y que hay una pared de roca que no permite que entren las olas del mar.

 

Aquí encontrarás el Bufador que no es otra cosa que un túnel natural dentro de la roca. Este túnel tiene 64 metros de altura y por él puede salir y entrar el agua del Mar Mediterráneo produciendo un sonido particular. En verano, cuando el mar está más tranquilo, se puede escuchar un bufido agradable, como un soplo de mar, mientras las olas baten contra la pared unos metros abajo. No obstante, en invierno y en los días que hay temporal y el mar está bravo, el agua sube y baja de forma violenta haciendo un ruido ensordecedor que puede llegar a hacer temblar las paredes de las casas del casco antiguo.

 

El Papa Luna y el Bufador

El Castillo de Peñíscola es el monumento más importante del pueblo, ya que es el lugar donde se refugió Pedro Martínez Luna después de ser nombrado Papa, con el nombre de Benedicto XIII, por la obediencia de Aviñón. Según las leyendas Benedicto XIII, el último Papa de Aviñón (considerado antipapa por el Vaticano), se dio cuenta de que el Bufador era un elemento que podría disuadir a todos aquellos que pensaran asaltar su castillo. Y así ocurrió, ya que a pesar de su larguísimo exilio y las controversias sobre su legitimidad ningún intento para asaltar su residencia tuvo éxito.

 

Cómo disfrutar del Bufador

Podrás ver el Bufador, desde lo más cerca posible, entrando por la Puerta de San Pedro. Pero si te apetece ver el Bufador desde el mar, existe la posibilidad de coger una pequeña barca que te llevará a hacer un paseo por el mar, siempre que el tiempo lo permita.   

Otros datos: Peñíscola

Rate and share