Ninots quemados, ninots salvados

Publishing date 3/03/2014

Sólo dos ninots de las fallas de Valencia, casi ochocientas en total, se salvarán del fuego en San José. Sólo dos, los dos mejores, dos ninots que vivirán para siempre en el Museo Fallero. Ven a Nuevo Centro y vota, su futuro está en tus manos.
Ninots quemados, ninots salvados

Todos los ninots indultats forman parte del Museo Fallero, que expone las piezas indultadas a lo largo de la historia y es precisamente en el museo donde se pueden ver la evolución de los materiales de los que se hacen las fallas: desde la cera, pasando por el cartón piedra, hasta los más recientes como es el poliéster o poliestireno.
 

La primera Exposición del Ninot tiene lugar en 1934 y desde entonces, de todos los expuestos sólo uno elegido por votación popular, se libra de perecer entre las llamas de la cremà el 19 de marzo. Aquel año es el conjunto de Iaia i Neta de Vicente Benedito y de la comisión Plaza del Mercado el primer grupo indultado oficialmente. La primera exposición en la que participan las fallas infantiles se celebra en 1963 y el conjunto indultado es Pinocho i Gepetto, obra de Josep Fabra de la Falla San Vicente-Periodista Azzati.

El espacio de la Exposición ha cambiado a lo largo del tiempo. El Mercado Central es su primer emplazamiento, la Lonja, donde se mantiene hasta 1996, es el segundo. En 1997 vuelve al mercado Central y del 2000 al 2003 es el Mercado de Ruzafa el marco escogido para celebrar la muestra. Desde 2004 y debido a su magnitud, una carpa en la explanada de Muevo Centro alberga la exposición.

Los días 14 y 15 de marzo, las comisiones retiran sus ninots y en un pasacalle los falleros devuelven el ninot al monumento falleros del que forma parte.

Otros datos: Valencia

Rate and share