Complejo deportivo La Mallà

Complejo deportivo La Mallà
Complejo deportivo La Mallà

El nuevo complejo cuenta en sus instalaciones con dos vasos, uno de siete calles y otro de poca profundidad para el nivel iniciación e hidromasaje, que darán servicio a los cerca de 1.800 usuarios/as, con los que cuenta actualmente la piscina municipal. Además de las dos piscinas, la instalación dispone de otras salas que posibilitarán la práctica de un amplio abanico de actividades deportivas.

Una sala de musculación de más de 200 m2, con equipamiento de la marca estadounidense Nautilus, que dispone de máquinas de placas selectorizadas, máquinas de carga externa y equipamiento para trabajar con peso libre, en la que se incluyen 4 máquinas para el trabajo de la musculatura de la columna vertebral. Una sala de cardio, con vistas a la piscina, que cuenta con 2 cintas de correr, 2 elípticas, 2 bicicletas con respaldo, 2 simuladores de remo estático y varias bicicletas de ciclo-indoor. Además está dotada de una sala de ciclo indoor con 25 bicicletas de la marca Schwinn y una sala de actividades dirigidas de 165 m2 con material para realizar actividades: fit ballls, sets de barras y discos, aros de pilates, bandas elásticas, colchonetas, steps.

Sobre una superficie construida 5.400 m2, el Complejo Deportivo La Mallà dispone de terrazas exteriores que sirven y complementan a la zona de piscina y salas del nivel superior y que aportan al edificio exclusividad. Además, la cafetería, situada en planta baja y con acceso al exterior, ha sido diseñada con un cerramiento formado por un muro cortina de vidrio estructural de baja emisividad y control solar que garantiza el confort térmico de los usuarios y ahorrar energía, evitando a su vez pérdidas en la climatización del interior. Además, la chapa microperforada con la que se ha revestido la fachada facilita la ventilación del edificio.

En la zona de piscinas se ha revestido una de las paredes con paneles fonoabsorbentes para mejora la acústica del recinto, disminuyendo la reverberación y los vasos de ambas piscinas se han revestido con liner de PVC blanco para mejorar su funcionalidad y visiblidad.

Galería
Sala spining La Mallà

El nuevo complejo cuenta en sus instalaciones con dos vasos, uno de siete calles y otro de poca profundidad para el nivel iniciación e hidromasaje, que darán servicio a los cerca de 1.800 usuarios/as, con los que cuenta actualmente la piscina municipal. Además de las dos piscinas, la instalación dispone de otras salas que posibilitarán la práctica de un amplio abanico de actividades deportivas.

Una sala de musculación de más de 200 m2, con equipamiento de la marca estadounidense Nautilus, que dispone de máquinas de placas selectorizadas, máquinas de carga externa y equipamiento para trabajar con peso libre, en la que se incluyen 4 máquinas para el trabajo de la musculatura de la columna vertebral. Una sala de cardio, con vistas a la piscina, que cuenta con 2 cintas de correr, 2 elípticas, 2 bicicletas con respaldo, 2 simuladores de remo estático y varias bicicletas de ciclo-indoor. Además está dotada de una sala de ciclo indoor con 25 bicicletas de la marca Schwinn y una sala de actividades dirigidas de 165 m2 con material para realizar actividades: fit ballls, sets de barras y discos, aros de pilates, bandas elásticas, colchonetas, steps.

Sobre una superficie construida 5.400 m2, el Complejo Deportivo La Mallà dispone de terrazas exteriores que sirven y complementan a la zona de piscina y salas del nivel superior y que aportan al edificio exclusividad. Además, la cafetería, situada en planta baja y con acceso al exterior, ha sido diseñada con un cerramiento formado por un muro cortina de vidrio estructural de baja emisividad y control solar que garantiza el confort térmico de los usuarios y ahorrar energía, evitando a su vez pérdidas en la climatización del interior. Además, la chapa microperforada con la que se ha revestido la fachada facilita la ventilación del edificio.

En la zona de piscinas se ha revestido una de las paredes con paneles fonoabsorbentes para mejora la acústica del recinto, disminuyendo la reverberación y los vasos de ambas piscinas se han revestido con liner de PVC blanco para mejorar su funcionalidad y visiblidad.

Sala musculación La Mallà

El nuevo complejo cuenta en sus instalaciones con dos vasos, uno de siete calles y otro de poca profundidad para el nivel iniciación e hidromasaje, que darán servicio a los cerca de 1.800 usuarios/as, con los que cuenta actualmente la piscina municipal. Además de las dos piscinas, la instalación dispone de otras salas que posibilitarán la práctica de un amplio abanico de actividades deportivas.

Una sala de musculación de más de 200 m2, con equipamiento de la marca estadounidense Nautilus, que dispone de máquinas de placas selectorizadas, máquinas de carga externa y equipamiento para trabajar con peso libre, en la que se incluyen 4 máquinas para el trabajo de la musculatura de la columna vertebral. Una sala de cardio, con vistas a la piscina, que cuenta con 2 cintas de correr, 2 elípticas, 2 bicicletas con respaldo, 2 simuladores de remo estático y varias bicicletas de ciclo-indoor. Además está dotada de una sala de ciclo indoor con 25 bicicletas de la marca Schwinn y una sala de actividades dirigidas de 165 m2 con material para realizar actividades: fit ballls, sets de barras y discos, aros de pilates, bandas elásticas, colchonetas, steps.

Sobre una superficie construida 5.400 m2, el Complejo Deportivo La Mallà dispone de terrazas exteriores que sirven y complementan a la zona de piscina y salas del nivel superior y que aportan al edificio exclusividad. Además, la cafetería, situada en planta baja y con acceso al exterior, ha sido diseñada con un cerramiento formado por un muro cortina de vidrio estructural de baja emisividad y control solar que garantiza el confort térmico de los usuarios y ahorrar energía, evitando a su vez pérdidas en la climatización del interior. Además, la chapa microperforada con la que se ha revestido la fachada facilita la ventilación del edificio.

En la zona de piscinas se ha revestido una de las paredes con paneles fonoabsorbentes para mejora la acústica del recinto, disminuyendo la reverberación y los vasos de ambas piscinas se han revestido con liner de PVC blanco para mejorar su funcionalidad y visiblidad.

Piscina La Mallà

El nuevo complejo cuenta en sus instalaciones con dos vasos, uno de siete calles y otro de poca profundidad para el nivel iniciación e hidromasaje, que darán servicio a los cerca de 1.800 usuarios/as, con los que cuenta actualmente la piscina municipal. Además de las dos piscinas, la instalación dispone de otras salas que posibilitarán la práctica de un amplio abanico de actividades deportivas.

Una sala de musculación de más de 200 m2, con equipamiento de la marca estadounidense Nautilus, que dispone de máquinas de placas selectorizadas, máquinas de carga externa y equipamiento para trabajar con peso libre, en la que se incluyen 4 máquinas para el trabajo de la musculatura de la columna vertebral. Una sala de cardio, con vistas a la piscina, que cuenta con 2 cintas de correr, 2 elípticas, 2 bicicletas con respaldo, 2 simuladores de remo estático y varias bicicletas de ciclo-indoor. Además está dotada de una sala de ciclo indoor con 25 bicicletas de la marca Schwinn y una sala de actividades dirigidas de 165 m2 con material para realizar actividades: fit ballls, sets de barras y discos, aros de pilates, bandas elásticas, colchonetas, steps.

Sobre una superficie construida 5.400 m2, el Complejo Deportivo La Mallà dispone de terrazas exteriores que sirven y complementan a la zona de piscina y salas del nivel superior y que aportan al edificio exclusividad. Además, la cafetería, situada en planta baja y con acceso al exterior, ha sido diseñada con un cerramiento formado por un muro cortina de vidrio estructural de baja emisividad y control solar que garantiza el confort térmico de los usuarios y ahorrar energía, evitando a su vez pérdidas en la climatización del interior. Además, la chapa microperforada con la que se ha revestido la fachada facilita la ventilación del edificio.

En la zona de piscinas se ha revestido una de las paredes con paneles fonoabsorbentes para mejora la acústica del recinto, disminuyendo la reverberación y los vasos de ambas piscinas se han revestido con liner de PVC blanco para mejorar su funcionalidad y visiblidad.

Sala spining La Mallà
Sala musculación La Mallà
Piscina La Mallà

Rate and share